Hacia la solución de una injusticia en la ENUFI

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el viernes 17/Ene/2014] 

La tarde de ayer, la joven Beatriz Morales Ruiz, alumna de la ENUFI que el mes pasado interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) escribió en su cuenta de Facebook:
“El día de hoy, jueves 16 de enero, recibí un documento de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en que se me da vista de la respuesta del encargado de la Dirección de Servicios Jurídicos del IEEPO a dicha dependencia con respecto mi queja. Tengo 15 días naturales para manifestar lo que a mi derecho convenga, con relación a la respuesta proporcionada por la autoridad, y apoyar la investigación de la CNDH. Me siento muy contenta. Ya podré aportar todas las pruebas que he venido recabando acerca de la discriminación de que he sido objeto en la ENUFI, por no ir a marchas, plantones, tomas de casetas, etcétera”.
Como se recordará, este caso tomó relevancia, a nivel estatal y nacional, a los pocos días, debido a que es representativo de lo que venía siendo un secreto a voces en las escuelas normales del Estado de Oaxaca: la presión de que los estudiantes son objeto para participar en actividades “políticas”, como tomas de autobuses y casetas de peaje, plantones o marchas.

El asunto tomó relevancia precisamente porque llegó a una instancia superior, luego de la desatención que tuvo en la propia Escuela Normal Urbana Federal del Istmo (ENUFI). Asimismo provocó reacciones airadas de parte de algunos estudiantes y egresados de dicha escuela, quienes a base de insultos y descalificaciones confirmaron el ambiente de acoso que se vive en esta institución formadora de docentes.

El 5 de diciembre de 2013 la CNDH admitió la instancia, y desde ese día comenzó con las investigaciones y trámites correspondientes. Uno de los primeros pasos fue notificar al IEEPO acerca de esta situación, a lo que la Dirección de Servicios Jurídicos de esa institución respondió el 19 de diciembre, mediante el oficio DSJ/DH/4820/2013, mismo que fue recibido en la Quinta Visitaduría General en Ciudad Ixtepec de la CNDH el miércoles 8 de enero. 

Como siguiente medida fue “dar vista” a Beatriz Morales para que “manifieste lo que a su derecho convenga con relación a la respuesta proporcionada por la autoridad, en un plazo no mayor a 15 días naturales, y apoye la investigación […] proporcionando las evidencias que tenga a su alcance con la finalidad de acreditar su dicho con respecto de los hechos constitutivos de la queja”.

Es necesario reconocer la labor del organismo nacional que está haciendo un trabajo importante e imparcial. Ojalá este asunto sea resuelto satisfactoriamente y se garantice la integridad física y moral de la joven estudiante, que se atrevió a alzar la voz para denunciar una situación intolerable en toda institución de nivel superior.