ENUFI: favoritismo o corrupción

Gubidxa Guerrero 

[Texto publicado en Enfoque Diario, el jueves 5/Dic/2013] 

Ya mucha gente conoce el caso de Rosa Beatriz Morales Ruiz, alumna de primer semestre de la Escuela Normal Urbana Federal del Istmo (ENUFI), que interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por discriminación y violencia verbal y sicológica por parte de sus compañeros (por declarar que no asistiría a bloqueos carreteros, plantones, tomas de caseta, etc.), así como por la omisión de las autoridades escolares que, siendo alertadas de la situación, no atendieron debidamente el caso.

El asunto que apareció en varios medios locales y regionales, trascendió a nivel estatal y nacional; tanto así que periódicos como ‘El Universal’ y ‘La Razón’ dedicaron espacios al tema. También apareció en Azteca Noticias y en el canal de televisión MVS.

La reacción a este caso individual se debe a lo que esconde detrás: la posible coacción hacia los alumnos para obligarlos a sumarse a movilizaciones que no todos comparten. Constituye, asimismo, un ejemplo de lo que muchos han declarado antes, pero que no había llegado a una instancia oficial ni había trascendido los meros comentarios de sobremesa. 

El día que se publicó la noticia, algunos alumnos de la ENUFI escribieron comentarios burlones y groseros, o de franca amenaza, en el perfil de Facebook de la denunciante. Uno de quienes escribió es un joven que va en su mismo salón. El muchacho se había mofado de Beatriz por interponer la queja ante la CNDH anotando “que mello”, “hay que escondernos w, no sea que nos lleven a la cárcel”, entre demás comentarios burlones de otros usuarios de la institución.

Este miércoles, sin embargo, Beatriz Morales compartió la página web de resultados del examen de ingreso a la Normal de Ixtepec. Junto al link manifestó “Uno de los muchachos que se burló de mí porque interpuse mi queja ante la CNDH ni siquiera aprobó el examen de admisión a la Normal. Ocupó el lugar 169 (cuando sólo ingresan los primeros 65). ¿A qué se debe el claro favoritismo? (por no hablar de corrupción)”.   

El señalamiento es bastante delicado, por lo que varios periodistas nos dimos a la tarea de verificar el dato, mismo que se encuentra en el portal del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y, efectivamente, concuerda con la afirmación de la estudiante.

Por tal motivo cabe preguntar por los criterios de admisión de una de las instituciones de nivel superior más importantes del Istmo de Tehuantepec. Porque está claro que el joven al que hemos hecho referencia no aprobó el examen de ingreso.

El Ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, ya ordenó abrir la investigación por presunta violencia y discriminación contra Beatriz Morales. No obstante, quizás sea necesario indagar acerca de los manejos administrativos que permiten el ingreso de quien ocupó el lugar 169 en el escalafón, a la vez que se deja fuera a más cien alumnos con mejores resultados. 

Quedan varias preguntas en el aire: ¿habrá personas con algún tipo de preferencia?; de ser así, ¿a qué factores se debe? ¿Qué dice la normatividad al respecto?